El ácido acético es unos de los ácidos carboxílicos más utilizados tanto en la industria química como en la alimentaria. Entre las aplicaciones más relevantes de este ácido se encuentra la producción del monómero acetato de vinilo (VAM). Posteriormente este monómero se emplea en la fabricación de acetato de polivinilo (PVA) o copolímero de acetato de vinilo, ampliamente utilizado en pinturas, adhesivos y papel, entre otros. Otro de sus usos más frecuentes, es su utilización en la producción de ácido tereftálico purificado que es empleado para la fabricación de botellas de tereftalato de polietileno (PET) y fibra de poliéster. Además, el ácido acético es utilizado como aditivo para alimentos y piensos, como regulador de acidez.

“El ácido acético es un líquido incoloro con un olor muy intenso y un sabor que produce sensación de ardor, parecido al vinagre. El ácido puro se denomina ácido acético glacial, debido a que se encuentra en forma de cristales similares al hielo.”

El ácido acético puede obtenerse de forma biológica, mediante fermentación bacteriana, o de forma sintética. Las tres principales vías de obtención de ácido acético sintético son: oxidación de acetaldehído, oxidación de hidrocarburos en fase líquida y carbonilación de metanol. British Petroleum Chemicals (GB) y Celanese Corporation (USA) son los mayores productores de este producto a nivel mundial.

Según un estudio realizado por Grand View Research en 2019, el tamaño del mercado mundial de ácido acético se valoró en 8,92 mil millones de dólares y se espera que la tasa de crecimiento anual sea del 5,2% desde 2020 a 2027. El factor clave del aumento de ácido acético se espera que se deba a la demanda del monómero del acetato de vinilo por parte de los productores. El VAM utilizado para la producción de alcohol polivinílico y acetato de polivinilo en su conjunto representa el 80% de su utilización a nivel mundial.

El estudio indica que en 2019 Asia fue el mercado más grande de ácido acético, representando el 62% del volumen de demanda global.

Actualmente, la disponibilidad de ácido acético en el mercado se ha visto afectada debido a una sinergia de factores en el mercado de Estados Unidos. Cabe destacar los problemas surgidos en las instalaciones de Celanese (Texas) capaz de producir 1,3 millones de toneladas métricas anuales de ácido acético y que se encuentra parada desde hace algunas semanas. Debido a ello el mercado europeo se ha visto tensionado ya que es un gran dependiente del mercado estadounidense. En consecuencia, se han observado notables incrementos de precio.